GOW Trainer https://www.gowtrainer.com/ GOW Trainer. Personal Trainer. GOW Touch. GOW Mobile. GOW Running. Weartech. es info@gowtrainer.com Copyright 2014 2014-04-24T13:08:20+02:00 2008-09-14T12:00+00:00 La Hidratación info@gowtrainer.com (GOW Trainer)

La hidratación es una de las mayores dudas y cuestiones que tienen los atletas a la hora de correr dependiendo de la distancia o dureza del esfuerzo.

El principal problema que se plantea con la hidratación es que los practicantes, en especial los más aficionados creen que solo se tiene que ingerir agua o bebidas isotónicas cuando se tiene sed, y eso les lleva a incurrir en el error. La hidratación e ingesta de líquido, se debe realizar antes, durante y después del ejercicio, y no sólo cuando se termina o cuando se hace un gran paron en la actividad. La pérdida de líquido corporal es muy alta según la intensidad, duración o condiciones climáticas en las que se realiza la actividad física.

La ingesta de líquidos es necesaria, ya que, durante el ejercicio físico el organismo elimina toxinas y calor corporal a través de la evaporación y transpiración de líquidos por el medio cutáneo, es decir, sudor a través de la piel.

Las consecuencias de una mala hidratación será de forma directa un adelanto de la aparición de la fatiga, tanto muscular como psicológica, y eso acarreará, unas futuras lesiones musculares y estructurales. Además sin una buena hidratación ayudamos y aceleramos la aparición de la famosa “pájara” o desfallecimiento en el rendimiento deportivo. Su aparición es causa de la falta de ingesta de alimentos y sobretodo de líquidos.

La cantidad más o menos ideal que debemos de intentar digerir es de unos 150-200ml (más o menos un vaso), cada 15-20 minutos, siempre dependiendo de la dureza y del calor con el que se realiza la actividad física. Otro factor a tener en cuenta es el tamaño de la persona que esta realizando la actividad física, la ingesta será mayor para personas mas grandes.

La elección de la bebida es otra de las preguntas más repetidas de los deportistas, la respuesta es que la bebida por excelencia es el agua, pero las bebidas isotónicas y con suplementos, son muy eficaces al añadir al agua cotidiana sales y otros componentes que ayudan a retrasar la fatiga consiguiendo un mayor rendimiento durante la práctica deportiva.

Como conclusión diremos que es necesario conocer bien a quien va a realizar la actividad física y las pruebas o actividad que realizan para saber qué situación de hidratación deben de seguir, con qué frecuencia hidratarse y qué bebida es la más eficaz. Además, cada atleta tiene unas determinadas pérdidas y necesidades de ingesta por lo que es recomendable utilizar los entrenamientos para experimentar con diferentes bebidas.

]]>
La hidratación es una de las mayores dudas y cuestiones que tienen los atletas a la hora de correr dependiendo de la distancia o dureza del esfuerzo.

El principal problema que se plantea con la hidratación es que los practicantes, en especial los más aficionados creen que solo se tiene que ingerir agua o bebidas isotónicas cuando se tiene sed, y eso les lleva a incurrir en el error. La hidratación e ingesta de líquido, se debe realizar antes, durante y después del ejercicio, y no sólo cuando se termina o cuando se hace un gran paron en la actividad. La pérdida de líquido corporal es muy alta según la intensidad, duración o condiciones climáticas en las que se realiza la actividad física.

La ingesta de líquidos es necesaria, ya que, durante el ejercicio físico el organismo elimina toxinas y calor corporal a través de la evaporación y transpiración de líquidos por el medio cutáneo, es decir, sudor a través de la piel.

Las consecuencias de una mala hidratación será de forma directa un adelanto de la aparición de la fatiga, tanto muscular como psicológica, y eso acarreará, unas futuras lesiones musculares y estructurales. Además sin una buena hidratación ayudamos y aceleramos la aparición de la famosa “pájara” o desfallecimiento en el rendimiento deportivo. Su aparición es causa de la falta de ingesta de alimentos y sobretodo de líquidos.

La cantidad más o menos ideal que debemos de intentar digerir es de unos 150-200ml (más o menos un vaso), cada 15-20 minutos, siempre dependiendo de la dureza y del calor con el que se realiza la actividad física. Otro factor a tener en cuenta es el tamaño de la persona que esta realizando la actividad física, la ingesta será mayor para personas mas grandes.

La elección de la bebida es otra de las preguntas más repetidas de los deportistas, la respuesta es que la bebida por excelencia es el agua, pero las bebidas isotónicas y con suplementos, son muy eficaces al añadir al agua cotidiana sales y otros componentes que ayudan a retrasar la fatiga consiguiendo un mayor rendimiento durante la práctica deportiva.

Como conclusión diremos que es necesario conocer bien a quien va a realizar la actividad física y las pruebas o actividad que realizan para saber qué situación de hidratación deben de seguir, con qué frecuencia hidratarse y qué bebida es la más eficaz. Además, cada atleta tiene unas determinadas pérdidas y necesidades de ingesta por lo que es recomendable utilizar los entrenamientos para experimentar con diferentes bebidas.

]]>
2010-07-19T15:13:35+02:00
La recuperación en el ejercicio físico info@gowtrainer.com (GOW Trainer)

El deportista tiene un concepto equivocado, se piensa que cuanto más se entrena más se mejora olvidándose de la recuperación y el descanso. La recuperación es la clave para progresar después de una sesión de entrenamiento, de una semana de entrenamiento y después de un ciclo de entrenamiento. Popularmente se piensa lo contrario pero poco a poco, con la introducción de nuevos datos técnicos los deportistas tanto aficionados como profesionales van cambiando esa concepción y cada vez le van dando mayor grado de importancia a la fase de recuperación.

Cuando nosotros entrenamos lo que estamos haciendo es “desgastar” a nuestro organismo a nivel metabólico, nervioso, estructural, etc. Y realmente donde se mejora, es durante el periodo de recuperación o de descanso, es donde se produce la mejora del organismo. No solo recuperamos lo desgastado sino que el método del organismo es readaptarnos a lo que hemos desgastado, es decir, nos hace mejorar y reponer por encima del esfuerzo realizado, de esa forma, cuando volvamos a afrontar un esfuerzo parecido el organismo se fatigará menos y conseguirá un mayor rendimiento. De ahí que el entrenamiento unido a una adecuada recuperación mejore la forma deportiva. A ese proceso se le llama SUPERCOMPENSACIÓN.

Toda mejora de rendimiento durante la práctica deportiva se basará en ese proceso de estrés y recuperación de ahí la importancia de los periodos durante la práctica (ej.: descanso entre series), durante sesiones (ej.: de descansos completos dentro de una misma semana) y periodos más prolongados  (ej.: periodo  al final de temporada). De no realizar unas buenas fases de recuperación se puede caer en un estado de sobreentrenamiento, en el cual, por mucho que se entrene, la sensación de no mejora y de fatiga será continua, pudiendo acabar en una fase donde las lesiones estén presentes debido a que el organismo no regenera lo suficiente.

La gente tiene la creencia de cuando se habla de la recuperación se trata de no hacer nada, es decir, reposo total, pero no siempre es la mejor opción: existe la recuperación activa. Para un deportista medio una opción puede ser la realización de una sesión de entrenamiento cardiovascular ligero, o la realización de juegos recreativos. La clave es mantener una intensidad baja y no realizar ejercicios máximos durante las sesiones de recuperación activa. El organismo lo único que necesita es regenerar el esfuerzo acumulado y no agregar más fatiga. Por eso la recuperación activa debe de ser suave sólo para activar el riego sanguíneo que provocará una mayor rapidez por parte del organismo de transporte de los nutrientes necesarios para ese recuperación. Nunca deberemos de provocar una fatiga adicional extra.

Otros factores a considerar para una regeneración o recuperación eficaz será las horas de descanso/sueño, una buena alimentación suficiente para reponer las necesidades del estrés del ejercicio y la hidratación. Todo esto es fundamental durante la recuperación. Si usted no bebe líquidos en cantidades suficientes, no duerme lo suficiente o no consume los alimentos adecuados, su cuerpo puede no recuperarse completamente.

Como conclusión diremos que la RECUPERACIÓN puede que no sea el período más excitante del entrenamiento, pero es tan importante o más que cada uno de los ejercicios a realizar durante la práctica deportiva. Por lo tanto, a la hora de planificar un programa de entrenamiento será igual o más importante el diseño de los entrenamientos y esfuerzos como de los periodos de recuperación.

]]>
El deportista tiene un concepto equivocado, se piensa que cuanto más se entrena más se mejora olvidándose de la recuperación y el descanso. La recuperación es la clave para progresar después de una sesión de entrenamiento, de una semana de entrenamiento y después de un ciclo de entrenamiento. Popularmente se piensa lo contrario pero poco a poco, con la introducción de nuevos datos técnicos los deportistas tanto aficionados como profesionales van cambiando esa concepción y cada vez le van dando mayor grado de importancia a la fase de recuperación.

Cuando nosotros entrenamos lo que estamos haciendo es “desgastar” a nuestro organismo a nivel metabólico, nervioso, estructural, etc. Y realmente donde se mejora, es durante el periodo de recuperación o de descanso, es donde se produce la mejora del organismo. No solo recuperamos lo desgastado sino que el método del organismo es readaptarnos a lo que hemos desgastado, es decir, nos hace mejorar y reponer por encima del esfuerzo realizado, de esa forma, cuando volvamos a afrontar un esfuerzo parecido el organismo se fatigará menos y conseguirá un mayor rendimiento. De ahí que el entrenamiento unido a una adecuada recuperación mejore la forma deportiva. A ese proceso se le llama SUPERCOMPENSACIÓN.

Toda mejora de rendimiento durante la práctica deportiva se basará en ese proceso de estrés y recuperación de ahí la importancia de los periodos durante la práctica (ej.: descanso entre series), durante sesiones (ej.: de descansos completos dentro de una misma semana) y periodos más prolongados  (ej.: periodo  al final de temporada). De no realizar unas buenas fases de recuperación se puede caer en un estado de sobreentrenamiento, en el cual, por mucho que se entrene, la sensación de no mejora y de fatiga será continua, pudiendo acabar en una fase donde las lesiones estén presentes debido a que el organismo no regenera lo suficiente.

La gente tiene la creencia de cuando se habla de la recuperación se trata de no hacer nada, es decir, reposo total, pero no siempre es la mejor opción: existe la recuperación activa. Para un deportista medio una opción puede ser la realización de una sesión de entrenamiento cardiovascular ligero, o la realización de juegos recreativos. La clave es mantener una intensidad baja y no realizar ejercicios máximos durante las sesiones de recuperación activa. El organismo lo único que necesita es regenerar el esfuerzo acumulado y no agregar más fatiga. Por eso la recuperación activa debe de ser suave sólo para activar el riego sanguíneo que provocará una mayor rapidez por parte del organismo de transporte de los nutrientes necesarios para ese recuperación. Nunca deberemos de provocar una fatiga adicional extra.

Otros factores a considerar para una regeneración o recuperación eficaz será las horas de descanso/sueño, una buena alimentación suficiente para reponer las necesidades del estrés del ejercicio y la hidratación. Todo esto es fundamental durante la recuperación. Si usted no bebe líquidos en cantidades suficientes, no duerme lo suficiente o no consume los alimentos adecuados, su cuerpo puede no recuperarse completamente.

Como conclusión diremos que la RECUPERACIÓN puede que no sea el período más excitante del entrenamiento, pero es tan importante o más que cada uno de los ejercicios a realizar durante la práctica deportiva. Por lo tanto, a la hora de planificar un programa de entrenamiento será igual o más importante el diseño de los entrenamientos y esfuerzos como de los periodos de recuperación.

]]>
2010-07-19T15:06:18+02:00
Cómo elegir las mejores zapatillas para correr info@gowtrainer.com (GOW Trainer)

En muchas ocasiones los corredores nos preguntamos si las zapatillas que calzamos son las más idóneas para el uso propio. A lo largo de este articulo os intentaremos acercar las trazas más importantes para que vuestra elección sea la correcta.

Cómo ya hemos señalado el calzado es uno de los puntos más importantes en el desempeño deportivo y en especial del corredor. Una buena elección disminuirá el riesgo de lesiones, favorece el rendimiento  y nos dará una comodidad y confort a la hora de la práctica de la carrera.

Es por ello, que el calzado deberá de reunir una serie de características que se nos acople a nuestras necesidades y condiciones físicas:

Resistente: la zapatilla deberá ser resistente en todas sus partes, sobretodo a nivel de planta del pie con suelas mayormente con mezclas de caucho y carbono. Hay que tener en cuenta, que el “habitáculo“ del pie no deberá disminuir ni el rendimiento, ni ser molesto en la técnica de carrera.

Ligero: el calzado no debe de sobrepasar cierto peso, ya que, si no seria un lastre y no una ayuda en el rendimiento deportivo, suponiendo un mayor gasto enegético, y aumentaría el riesgo de lesiones a nivel de la articulación del tobillo y ligamentos del pie.

Confortable: condición indispensable será la comodidad, si un calzado reúne todas las condiciones pero no es cómodo y se adapta perfectamente a las características especiales de cada uno de los corredores, no servirá de nada, ya que entonces nuestra carrera se convertirá en un sufrimiento y no en una práctica placentera y de mejora física.

No lesiva: esta condición hace referencia a que la zapatilla debe de ajustar perfectamente con las características del corredor, consiguiendo el mejor acople posible para que el riesgo de lesión sea mínimo. Así pues buscaremos una amortiguación acorde a nuestro peso corporal (más o menos blanda) y una suela y plantilla adaptada al tipo de pisada (pronador, supinador y neutral), entre otras características.

Todas estas características generales serán los parámetros principales en la elección, hay que tener en cuenta que en cada pisada que ejercemos contra el suelo durante la carrera, la fuerza es más o menos de dos a tres veces nuestro peso. Otra cosa a tener en cuenta, es la superficie sobre la que corremos y el número de sesiones semanales y duración de las mismas de nuestra práctica deportiva, en este caso la carrera. Es por ello, que la elección de las zapatillas es de vital importancia, no será lo mismo una persona de 90-100 kgs que corre tres días a la semana sobre asfalto (zapatilla con mayor amortiguación), que una persona semiprofesional que entrena de 6 a 7 dias a la semana, ligera 60-70 kgs y que  corre normalmente en pista o en césped o tierra(en este caso la zapatilla tendrá menos amortiguación y deberá de ser más ligera).

El mercado del corredor en cuestión de zapatillas es muy amplio, ofreciendo un amplio rango de diversidad de zapatillas: zapatillas para la competición, para personas más pesada o ligeras, para corredores de montaña y cross, para los diferentes tipos de pisada y sobretodo más o menos económicas.

Cómo último consejo señalaremos que no es conveniente estrenar una zapatilla en una competición sin antes haberla probado en algún entrenamiento, asi como, antes de ponérnoslas para correr, también será conveniente probárselas dando algún paseo. De esta forma la zapatilla se amoldará un poco más a nuestro pie, a nuestra técnica de carrera y de pisada, si no es así puede y se estrena la zapatilla directamente, puede provocar alguna molestia innecesaria.

Con todo esto debemos de ser consecuentes con nuestras características físicas y de entrenamiento para que el calzado sea el correcto y más adecuado para nuestra mejora física y de rendimiento con la práctica de la carrera.

]]>
En muchas ocasiones los corredores nos preguntamos si las zapatillas que calzamos son las más idóneas para el uso propio. A lo largo de este articulo os intentaremos acercar las trazas más importantes para que vuestra elección sea la correcta.

Cómo ya hemos señalado el calzado es uno de los puntos más importantes en el desempeño deportivo y en especial del corredor. Una buena elección disminuirá el riesgo de lesiones, favorece el rendimiento  y nos dará una comodidad y confort a la hora de la práctica de la carrera.

Es por ello, que el calzado deberá de reunir una serie de características que se nos acople a nuestras necesidades y condiciones físicas:

Resistente: la zapatilla deberá ser resistente en todas sus partes, sobretodo a nivel de planta del pie con suelas mayormente con mezclas de caucho y carbono. Hay que tener en cuenta, que el “habitáculo“ del pie no deberá disminuir ni el rendimiento, ni ser molesto en la técnica de carrera.

Ligero: el calzado no debe de sobrepasar cierto peso, ya que, si no seria un lastre y no una ayuda en el rendimiento deportivo, suponiendo un mayor gasto enegético, y aumentaría el riesgo de lesiones a nivel de la articulación del tobillo y ligamentos del pie.

Confortable: condición indispensable será la comodidad, si un calzado reúne todas las condiciones pero no es cómodo y se adapta perfectamente a las características especiales de cada uno de los corredores, no servirá de nada, ya que entonces nuestra carrera se convertirá en un sufrimiento y no en una práctica placentera y de mejora física.

No lesiva: esta condición hace referencia a que la zapatilla debe de ajustar perfectamente con las características del corredor, consiguiendo el mejor acople posible para que el riesgo de lesión sea mínimo. Así pues buscaremos una amortiguación acorde a nuestro peso corporal (más o menos blanda) y una suela y plantilla adaptada al tipo de pisada (pronador, supinador y neutral), entre otras características.

Todas estas características generales serán los parámetros principales en la elección, hay que tener en cuenta que en cada pisada que ejercemos contra el suelo durante la carrera, la fuerza es más o menos de dos a tres veces nuestro peso. Otra cosa a tener en cuenta, es la superficie sobre la que corremos y el número de sesiones semanales y duración de las mismas de nuestra práctica deportiva, en este caso la carrera. Es por ello, que la elección de las zapatillas es de vital importancia, no será lo mismo una persona de 90-100 kgs que corre tres días a la semana sobre asfalto (zapatilla con mayor amortiguación), que una persona semiprofesional que entrena de 6 a 7 dias a la semana, ligera 60-70 kgs y que  corre normalmente en pista o en césped o tierra(en este caso la zapatilla tendrá menos amortiguación y deberá de ser más ligera).

El mercado del corredor en cuestión de zapatillas es muy amplio, ofreciendo un amplio rango de diversidad de zapatillas: zapatillas para la competición, para personas más pesada o ligeras, para corredores de montaña y cross, para los diferentes tipos de pisada y sobretodo más o menos económicas.

Cómo último consejo señalaremos que no es conveniente estrenar una zapatilla en una competición sin antes haberla probado en algún entrenamiento, asi como, antes de ponérnoslas para correr, también será conveniente probárselas dando algún paseo. De esta forma la zapatilla se amoldará un poco más a nuestro pie, a nuestra técnica de carrera y de pisada, si no es así puede y se estrena la zapatilla directamente, puede provocar alguna molestia innecesaria.

Con todo esto debemos de ser consecuentes con nuestras características físicas y de entrenamiento para que el calzado sea el correcto y más adecuado para nuestra mejora física y de rendimiento con la práctica de la carrera.

]]>
2010-06-29T09:13:03+02:00
Los Estiramientos info@gowtrainer.com (GOW Trainer)

Los estiramientos son una serie de ejercicios que debemos de incluir en la práctica general del ejercicio. A través de ellos conseguiremos es una mejor recuperación y una mejor adaptación y protección a esfuerzos musculares y articulares, previniendo futuras lesiones. 

El estiramiento, ya sea antes o después de hacer el ejercicio, no sólo hay que centrarlo en los músculos implicados en el ejercicio sino también en todos los grupos musculares implicados, sobre todo al finalizar el ejercicio. Lo notaremos bastante. Su importancia tiene un relación directa con el calentamiento, ya que, tanto una como otra son realmente las que evitan que un atleta o deportista se lesione o sufra de algún dolor que le impida realizar su actividad física de manera eficaz.

Debido a las prisas, a no tener tiempo, o simplemente a no acordarnos, la gran mayoría de las veces esta parte del ejercicio no lo realizamos con lo que aumentamos el riesgo de lesión y reducimos la preparación del organismo. Los estiramientos son ejercicios que tienen como objetivo preparar los músculos para un ejercicio cualquiera, estos deben realizarse en todos los grupos musculares del cuerpo para evitar así la aparición de las molestas lesiones o resentimientos musculares.

En la actualidad algunos estudios han demostrado que los estiramientos no solo poseen importantes cualidades previos al ejercicio, sino también post ejercicio, ya que este no solo contribuye a que el cuerpo reabsorba el ácido láctico, el cual es un resultado del ejercicio y que es el causante de los molestos dolores musculares, sino que también es muy útil para la recuperación y relajación muscular básicos para que el cuerpo logre asimilar correctamente el ejercicio, de esta forma, la recuperación será mas rápida y eficaz y los resultados mejores que si no realizáramos los estiramientos.

Otro aspecto a resaltar de  los estiramientos es que mejoran la amplitud de movimiento y eso tendrá una relación directa con el rendimiento futuro del ejercicio, permitiéndonos una mayor riqueza de movimiento y una mejora en la eficacia y ejecución de la práctica deportiva (ej: con unos ejercicios de elasticidad y movilidad adecuados obtendremos una mayor amplitud de zancada con lo que los resultados y eficacia en la carrera mejorarán sustancialmente).

Es básico recomendar que todos los ejercicios de estiramientos mencionados deban hacerse lenta y progresivamente, con el propósito que el cuerpo logre adaptarse a los mismos y por lo tanto procurar la obtención de los resultados buscados con dichos ejercicios. La ejecución de los mismos se centrarán sobre todo en la parte inicial de la sesión, Calentamiento, y en la parte final , vuelta a la calma y recuperación.

Señalar que los métodos a aplicar son variados, es por ello que la elección de un método acorde a nuestro nivel y condiciones será crucial para un buen resultado. De otra forma se podrían producir molestias  o incluso lesiones por una mala ejecución de un estiramiento.

Al igual que el calentamiento, la aplicación de los ejercicios s de elasticidad y de estiramientos tiene repercusión directa en nuestra práctica deportiva, con lo que su aplicación y práctica será muy importante tanto como el resto de fases dentro de un mismo entrenamiento no debiendo descuidarlos ni dejarlos de lado.

]]>
Los estiramientos son una serie de ejercicios que debemos de incluir en la práctica general del ejercicio. A través de ellos conseguiremos es una mejor recuperación y una mejor adaptación y protección a esfuerzos musculares y articulares, previniendo futuras lesiones. 

El estiramiento, ya sea antes o después de hacer el ejercicio, no sólo hay que centrarlo en los músculos implicados en el ejercicio sino también en todos los grupos musculares implicados, sobre todo al finalizar el ejercicio. Lo notaremos bastante. Su importancia tiene un relación directa con el calentamiento, ya que, tanto una como otra son realmente las que evitan que un atleta o deportista se lesione o sufra de algún dolor que le impida realizar su actividad física de manera eficaz.

Debido a las prisas, a no tener tiempo, o simplemente a no acordarnos, la gran mayoría de las veces esta parte del ejercicio no lo realizamos con lo que aumentamos el riesgo de lesión y reducimos la preparación del organismo. Los estiramientos son ejercicios que tienen como objetivo preparar los músculos para un ejercicio cualquiera, estos deben realizarse en todos los grupos musculares del cuerpo para evitar así la aparición de las molestas lesiones o resentimientos musculares.

En la actualidad algunos estudios han demostrado que los estiramientos no solo poseen importantes cualidades previos al ejercicio, sino también post ejercicio, ya que este no solo contribuye a que el cuerpo reabsorba el ácido láctico, el cual es un resultado del ejercicio y que es el causante de los molestos dolores musculares, sino que también es muy útil para la recuperación y relajación muscular básicos para que el cuerpo logre asimilar correctamente el ejercicio, de esta forma, la recuperación será mas rápida y eficaz y los resultados mejores que si no realizáramos los estiramientos.

Otro aspecto a resaltar de  los estiramientos es que mejoran la amplitud de movimiento y eso tendrá una relación directa con el rendimiento futuro del ejercicio, permitiéndonos una mayor riqueza de movimiento y una mejora en la eficacia y ejecución de la práctica deportiva (ej: con unos ejercicios de elasticidad y movilidad adecuados obtendremos una mayor amplitud de zancada con lo que los resultados y eficacia en la carrera mejorarán sustancialmente).

Es básico recomendar que todos los ejercicios de estiramientos mencionados deban hacerse lenta y progresivamente, con el propósito que el cuerpo logre adaptarse a los mismos y por lo tanto procurar la obtención de los resultados buscados con dichos ejercicios. La ejecución de los mismos se centrarán sobre todo en la parte inicial de la sesión, Calentamiento, y en la parte final , vuelta a la calma y recuperación.

Señalar que los métodos a aplicar son variados, es por ello que la elección de un método acorde a nuestro nivel y condiciones será crucial para un buen resultado. De otra forma se podrían producir molestias  o incluso lesiones por una mala ejecución de un estiramiento.

Al igual que el calentamiento, la aplicación de los ejercicios s de elasticidad y de estiramientos tiene repercusión directa en nuestra práctica deportiva, con lo que su aplicación y práctica será muy importante tanto como el resto de fases dentro de un mismo entrenamiento no debiendo descuidarlos ni dejarlos de lado.

]]>
2010-06-15T18:51:41+02:00
El Calentamiento info@gowtrainer.com (GOW Trainer)

Toda actividad física que se precie debe de ir acompañada de una buena fase de calentamiento y a continuación veremos sus características e importancia.

¿Qué es el calentamiento?

Conjunto de ejercicios preparatorios que se realiza antes de una actividad física que requiere mayor intensidad.

Es aquel conjunto de actividades físicas y psicológicas realizadas antes de la práctica principal con un marcado carácter preparatorio e higiénico, deberá de estar estructurado y que tiene por finalidad adaptar al organismo para dicha actividad posterior, sea por un motivo de ocio y diversión o por motivo profesional o amateur.

Unánimemente el calentamiento es parte fundamental a realizar en la actividad motriz de cualquier ser humano durante su práctica físico-deportiva. Debe estar compuesto por ejercicios que permitan obtener un estado bueno de preparación respecto a la práctica posterior. Es decir, el calentamiento nos prepara física y psicológicamente para la actividad posterior.

Objetivos del calentamiento:

  • Evitar y/o disminuir el riesgo de lesiones a través de un aumento de la temperatura).

  • Predispone a un nivel mental y de concentración para el ejercicio posterior.

  • Facilita la estimulación del sistema nervioso y cardiorepiratorio (aumentando el riego de oxígeno).

  • Mejora el metabolismo (consiguiendo mejorar el rendimiento, aumentando los nutrientes).

  • Prepara y proporciona al organismo la posibilidad de adaptarse al máximo nivel.



¿Cómo y cuándo realizarlo?

El calentamiento debe de realizarse al principio de la sesión, y su duración estará entorno a unos 10 y 20 minutos. Su objetivo variará dependiendo de la práctica deportiva posterior. Así pues, podrá tener un sentido general para todo tipo de actividades físicas, también puede tener un sentido específico si el esfuerzo posterior requiere un atención de cierta parte del organismo o cierta intensidad especifica o un aspecto lúdico , en el que activamos al cuerpo de una forma divertida .


La forma de realizar un calentamiento de forma general será:

  • Progresivo (de menos a mas)
  • Las pulsaciones oscilarán entorno a 100-120 pulsaciones.

 

Constará de:

  • Fase de activación a nivel cardiorespiratorio (ej. Carrera suave, juegos lúdicos).
  • Fase de movilidad articular y muscular(ejercicio de elasticidad y amplitud de movimiento).
  • Fase de ajuste: en esta fase intentaremos aclimatarnos al entorno y al ejercicio posterior.


Por último, recordar que el objetivo principal del calentamiento es la activación y preparación del sujeto a la actividad posterior, por lo que habrá que saber bien el nivel del individuo y su estado físico para no quedarse corto o superar los niveles adecuados de calentamiento y adaptación.

Un buen calentamiento tiene relación  directa en la mejora y consecución de resultados posteriores en la actividad física , con lo que su importancia es igual o más que el resto de partes de la sesión de entrenamiento.

]]>
Toda actividad física que se precie debe de ir acompañada de una buena fase de calentamiento y a continuación veremos sus características e importancia.

¿Qué es el calentamiento?

Conjunto de ejercicios preparatorios que se realiza antes de una actividad física que requiere mayor intensidad.

Es aquel conjunto de actividades físicas y psicológicas realizadas antes de la práctica principal con un marcado carácter preparatorio e higiénico, deberá de estar estructurado y que tiene por finalidad adaptar al organismo para dicha actividad posterior, sea por un motivo de ocio y diversión o por motivo profesional o amateur.

Unánimemente el calentamiento es parte fundamental a realizar en la actividad motriz de cualquier ser humano durante su práctica físico-deportiva. Debe estar compuesto por ejercicios que permitan obtener un estado bueno de preparación respecto a la práctica posterior. Es decir, el calentamiento nos prepara física y psicológicamente para la actividad posterior.

Objetivos del calentamiento:

  • Evitar y/o disminuir el riesgo de lesiones a través de un aumento de la temperatura).

  • Predispone a un nivel mental y de concentración para el ejercicio posterior.

  • Facilita la estimulación del sistema nervioso y cardiorepiratorio (aumentando el riego de oxígeno).

  • Mejora el metabolismo (consiguiendo mejorar el rendimiento, aumentando los nutrientes).

  • Prepara y proporciona al organismo la posibilidad de adaptarse al máximo nivel.



¿Cómo y cuándo realizarlo?

El calentamiento debe de realizarse al principio de la sesión, y su duración estará entorno a unos 10 y 20 minutos. Su objetivo variará dependiendo de la práctica deportiva posterior. Así pues, podrá tener un sentido general para todo tipo de actividades físicas, también puede tener un sentido específico si el esfuerzo posterior requiere un atención de cierta parte del organismo o cierta intensidad especifica o un aspecto lúdico , en el que activamos al cuerpo de una forma divertida .


La forma de realizar un calentamiento de forma general será:

  • Progresivo (de menos a mas)
  • Las pulsaciones oscilarán entorno a 100-120 pulsaciones.

 

Constará de:

  • Fase de activación a nivel cardiorespiratorio (ej. Carrera suave, juegos lúdicos).
  • Fase de movilidad articular y muscular(ejercicio de elasticidad y amplitud de movimiento).
  • Fase de ajuste: en esta fase intentaremos aclimatarnos al entorno y al ejercicio posterior.


Por último, recordar que el objetivo principal del calentamiento es la activación y preparación del sujeto a la actividad posterior, por lo que habrá que saber bien el nivel del individuo y su estado físico para no quedarse corto o superar los niveles adecuados de calentamiento y adaptación.

Un buen calentamiento tiene relación  directa en la mejora y consecución de resultados posteriores en la actividad física , con lo que su importancia es igual o más que el resto de partes de la sesión de entrenamiento.

]]>
2010-06-15T18:29:51+02:00
Prevención de Lesiones Deportivas info@gowtrainer.com (GOW Trainer)

Una de las mayores pesadillas e impedimentos que tiene cual práctica deportiva sea del nivel que sea, son las LESIONES DEPORTIVAS. Las lesiones deportivas son molestias, roturas, afectaciones físicas o psicológicas... del organismo del deportista debido a la práctica deportiva en si misma y que nos impide la práctica más o menos continuada de la actividad física.

Cuando hablamos de lesiones siempre nos remite al cuerpo, pensamos inmediatamente en una rodilla, un brazo o un pie lesionado, pero tras una lesión física hay una lesión en la mente, ya que la mente también se lesiona.

Las lesiones deportivas en cualquier parte del cuerpo que ocurran, influirán siempre tanto en lo físico como en lo emocional del deportista.

Muchas de las investigaciones realizadas se basan sobre aspectos fisiológicos de las lesiones que incluyen entrenamiento, biomecánica de movimiento, limitaciones y deficiencias de los entrenamientos y sin embargo ahora se está incrementando la toma de conciencia de los factores sociales y psicológicos que tienen efecto cuando una lesión se produce."

Asi pues, la posibilidad de que una lesión se produzca tiene varios factores predisponentes:

  • Físicos: mala técnica, equipamiento no adecuado...
  • Psicológicos: problemas familiares, de trabajo... (predisponen al deportista)
  • Sociales: presión del entorno: padres, sponsor, familia...



Las lesiones necesitan no sólo un correcto diagnóstico y un tratamiento adecuado, sino también una prevención que contribuya a una sensación de bienestar y a una mejor calidad de vida derivados de la práctica deportiva.

La prevención de lesiones en el deporte depende de una serie de factores, como son:

  • Una adecuada preparación física.
  • Utilización del equipo apropiado, (incluyendo los protectores).
  • Cumplimiento de las reglas o normas del deporte que se practique.
  • Pasar controles de salud.
  • Llevar una correcta alimentación e hidratación.
  • También es muy importante dar el reposo necesario a aquellas partes del cuerpo que se sobrecargan con el esfuerzo físico.
  • Realizar la actividad física acorde al nivel que tenemos.



Así pues, como conclusión diremos que una buena predisposición y preparación y técnica de la práctica de la actividad física reducirá en gran manera las posibilidades de caer lesionados por la propia práctica del entrenamiento. Una buena vestimenta, un buen descanso, hidratación y alimentación, cumplir la reglas y técnica del deporte en cuestión, realización progresiva del entrenamiento y  estar psicológicamente preparados y motivados... serán uno de los puntos a trabajar para evitar y prevenir las lesiones deportivas, y conseguir adelantos, avances y retos dentro de la práctica deportiva en cuestión.

]]>
Una de las mayores pesadillas e impedimentos que tiene cual práctica deportiva sea del nivel que sea, son las LESIONES DEPORTIVAS. Las lesiones deportivas son molestias, roturas, afectaciones físicas o psicológicas... del organismo del deportista debido a la práctica deportiva en si misma y que nos impide la práctica más o menos continuada de la actividad física.

Cuando hablamos de lesiones siempre nos remite al cuerpo, pensamos inmediatamente en una rodilla, un brazo o un pie lesionado, pero tras una lesión física hay una lesión en la mente, ya que la mente también se lesiona.

Las lesiones deportivas en cualquier parte del cuerpo que ocurran, influirán siempre tanto en lo físico como en lo emocional del deportista.

Muchas de las investigaciones realizadas se basan sobre aspectos fisiológicos de las lesiones que incluyen entrenamiento, biomecánica de movimiento, limitaciones y deficiencias de los entrenamientos y sin embargo ahora se está incrementando la toma de conciencia de los factores sociales y psicológicos que tienen efecto cuando una lesión se produce."

Asi pues, la posibilidad de que una lesión se produzca tiene varios factores predisponentes:

  • Físicos: mala técnica, equipamiento no adecuado...
  • Psicológicos: problemas familiares, de trabajo... (predisponen al deportista)
  • Sociales: presión del entorno: padres, sponsor, familia...



Las lesiones necesitan no sólo un correcto diagnóstico y un tratamiento adecuado, sino también una prevención que contribuya a una sensación de bienestar y a una mejor calidad de vida derivados de la práctica deportiva.

La prevención de lesiones en el deporte depende de una serie de factores, como son:

  • Una adecuada preparación física.
  • Utilización del equipo apropiado, (incluyendo los protectores).
  • Cumplimiento de las reglas o normas del deporte que se practique.
  • Pasar controles de salud.
  • Llevar una correcta alimentación e hidratación.
  • También es muy importante dar el reposo necesario a aquellas partes del cuerpo que se sobrecargan con el esfuerzo físico.
  • Realizar la actividad física acorde al nivel que tenemos.



Así pues, como conclusión diremos que una buena predisposición y preparación y técnica de la práctica de la actividad física reducirá en gran manera las posibilidades de caer lesionados por la propia práctica del entrenamiento. Una buena vestimenta, un buen descanso, hidratación y alimentación, cumplir la reglas y técnica del deporte en cuestión, realización progresiva del entrenamiento y  estar psicológicamente preparados y motivados... serán uno de los puntos a trabajar para evitar y prevenir las lesiones deportivas, y conseguir adelantos, avances y retos dentro de la práctica deportiva en cuestión.

]]>
2010-05-27T18:24:35+02:00
Lesiones típicas de la Carrera Contínua info@gowtrainer.com (GOW Trainer)

En este apartado realizaremos una breve aproximación a las lesiones más típicas en la realización de carrera continua, así como, la explicación de algunos de los ejercicios que podemos realizar para poder prevenirlas en la medida de lo posible.

Normalmente las lesiones en la carrera durante un espacio de tiempo prolongado irán relacionadas en la mayoría de las veces con el impacto continuado sobre las articulaciones: tobillos y rodillas, la mala elección del material deportivo o desgaste, en especial de las zapatillas (lo que nos llevara a realizar un mal gesto de apoyo y de técnica de carrera sobre la superficie de carrera) y por último, realizar los entrenamiento a un ritmo inadecuado al nivel que debemos (incluimos ahí los descansos entre entrenamientos). Señalar antes de continuar, que en la carrera también influirán el resto de factores relativos a las lesiones deportivas en general: mala alimentación, vestimenta, hidratación...

La primera barrera contra la aparición de las lesiones en la carrera, y cualquier otra actividad física, es el calentamiento, con el conseguiremos activar al organismo tanto física como mentalmente, y además valor predisponiendo a todos los componentes físicos: músculos, ligamento, articulaciones... a la actividad física que luego vamos a realizar.

Para ello, en un buen calentamiento, incluiremos siempre, unos buenos estiramientos de menos a más del cuerpo en general, y en este caso, haciendo más incapie en el tren inferior (piernas, rodillas, tobillo) y realizar un poco de carrera continua  muy suave para ir subiendo pulsaciones y activando los diferentes sistemas corporales (sistema cardiopulmonar, sistema sudoración, respiración...). Se extenderá entre 5 y 15 minutos, después de este tiempo el cuerpo deberá de estar preparado y apto para el comienzo del entrenamiento de la carrera al nivel correspondiente.

Por otra parte, en el entrenamiento podremos incluir ejercicio de propiocepción de las articulaciones más utilizadas, en este caso rodilla y tobillo. Mediante estos ejercicios mejoramos la sensibilidad, rango de movimiento y capacidad de transmisión del movimiento a través de la articulación. Algunos ejercicios de tobillo son: andar de puntillas, con los exteriores e interiores del pie varias veces, saltos cortos con las piernas prácticamente estiradas (trabajo de gemelos y articulación de tobillos), correr o andar por la arena, subir y bajar gradas o escalera, circunducciones del tobillo...

Por último, si incluimos un trabajo de tonificación y musculación del tren inferior, hará que la parte inferíor corporal sea más resistente a posible impactos y a posible exigencias del entrenamiento con lo que el riesgo de lesión será menor. Para ello, el realizar dos veces ejercicios de tonificación o musculación en entrenamientos de nivel medio–alto, será muy conveniente. Ejercicio de fortalecimiento de cuádriceps (en gimnasio o fuera de el), de gemelos y de isquiotibiales, serán los más convenientes, así como, un buen trabajo de flexibilidad. Con todo ello, conseguiremos que las molestias y posibles lesiones se reduzcan y nos permitan conseguir los objetivos buscados en el entrenamiento.

]]>
En este apartado realizaremos una breve aproximación a las lesiones más típicas en la realización de carrera continua, así como, la explicación de algunos de los ejercicios que podemos realizar para poder prevenirlas en la medida de lo posible.

Normalmente las lesiones en la carrera durante un espacio de tiempo prolongado irán relacionadas en la mayoría de las veces con el impacto continuado sobre las articulaciones: tobillos y rodillas, la mala elección del material deportivo o desgaste, en especial de las zapatillas (lo que nos llevara a realizar un mal gesto de apoyo y de técnica de carrera sobre la superficie de carrera) y por último, realizar los entrenamiento a un ritmo inadecuado al nivel que debemos (incluimos ahí los descansos entre entrenamientos). Señalar antes de continuar, que en la carrera también influirán el resto de factores relativos a las lesiones deportivas en general: mala alimentación, vestimenta, hidratación...

La primera barrera contra la aparición de las lesiones en la carrera, y cualquier otra actividad física, es el calentamiento, con el conseguiremos activar al organismo tanto física como mentalmente, y además valor predisponiendo a todos los componentes físicos: músculos, ligamento, articulaciones... a la actividad física que luego vamos a realizar.

Para ello, en un buen calentamiento, incluiremos siempre, unos buenos estiramientos de menos a más del cuerpo en general, y en este caso, haciendo más incapie en el tren inferior (piernas, rodillas, tobillo) y realizar un poco de carrera continua  muy suave para ir subiendo pulsaciones y activando los diferentes sistemas corporales (sistema cardiopulmonar, sistema sudoración, respiración...). Se extenderá entre 5 y 15 minutos, después de este tiempo el cuerpo deberá de estar preparado y apto para el comienzo del entrenamiento de la carrera al nivel correspondiente.

Por otra parte, en el entrenamiento podremos incluir ejercicio de propiocepción de las articulaciones más utilizadas, en este caso rodilla y tobillo. Mediante estos ejercicios mejoramos la sensibilidad, rango de movimiento y capacidad de transmisión del movimiento a través de la articulación. Algunos ejercicios de tobillo son: andar de puntillas, con los exteriores e interiores del pie varias veces, saltos cortos con las piernas prácticamente estiradas (trabajo de gemelos y articulación de tobillos), correr o andar por la arena, subir y bajar gradas o escalera, circunducciones del tobillo...

Por último, si incluimos un trabajo de tonificación y musculación del tren inferior, hará que la parte inferíor corporal sea más resistente a posible impactos y a posible exigencias del entrenamiento con lo que el riesgo de lesión será menor. Para ello, el realizar dos veces ejercicios de tonificación o musculación en entrenamientos de nivel medio–alto, será muy conveniente. Ejercicio de fortalecimiento de cuádriceps (en gimnasio o fuera de el), de gemelos y de isquiotibiales, serán los más convenientes, así como, un buen trabajo de flexibilidad. Con todo ello, conseguiremos que las molestias y posibles lesiones se reduzcan y nos permitan conseguir los objetivos buscados en el entrenamiento.

]]>
2010-05-27T18:16:25+02:00
Entrenamiento: cómo hacer que los entrenamientos sean útiles info@gowtrainer.com (GOW Trainer)

El primer paso antes de cualquier decisión posterior, conocer la opinión de un especialista en la materia sobre la posibilidad de comenzar o aventurarse a una practica deportiva, en la cual se tienen unas exigencias o requisitos mínimos para el nivel que sea, tanto en principiante como en otros que requierán aun más experiencia y aprendizaje.

Dicho esto, el mejor entrenamiento no es el que sea capaz de cumplir en un solo día, sino el que pueda mantener durante muchas semanas con una constancia y una progresión. Asi pues, una de las claves del éxito en el entrenamiento es la regularidad y el equilibrio entre la duración e intesidad del ejercicio.

Pero además, de percibir la carga del entrenamiento físico como un elemento fundamental de éste, hay que preveer también la carga del entrenamiento psicológica. Siendo un buen remedio para la monotonía y la falta de motivación variar prácticas deportivas de similares objetivos establecidos (entrenamiento aeróbico o anaeróbico), o incluso cambiar con la rutina puntualmente para conseguir un mejor rendimiento y una mayor involucración en los entrenamientos. Alcanzando una meta primordial, la satisfación personal.

]]>
El primer paso antes de cualquier decisión posterior, conocer la opinión de un especialista en la materia sobre la posibilidad de comenzar o aventurarse a una practica deportiva, en la cual se tienen unas exigencias o requisitos mínimos para el nivel que sea, tanto en principiante como en otros que requierán aun más experiencia y aprendizaje.

Dicho esto, el mejor entrenamiento no es el que sea capaz de cumplir en un solo día, sino el que pueda mantener durante muchas semanas con una constancia y una progresión. Asi pues, una de las claves del éxito en el entrenamiento es la regularidad y el equilibrio entre la duración e intesidad del ejercicio.

Pero además, de percibir la carga del entrenamiento físico como un elemento fundamental de éste, hay que preveer también la carga del entrenamiento psicológica. Siendo un buen remedio para la monotonía y la falta de motivación variar prácticas deportivas de similares objetivos establecidos (entrenamiento aeróbico o anaeróbico), o incluso cambiar con la rutina puntualmente para conseguir un mejor rendimiento y una mayor involucración en los entrenamientos. Alcanzando una meta primordial, la satisfación personal.

]]>
2010-05-18T18:12:38+02:00
Equipamiento info@gowtrainer.com (GOW Trainer)

Como en todo aspecto de la vida, hay que saber adecuar las necesidades a los recursos que disponemos, y con el deporte o ejercicio que realicemos no será de distinta forma. Con este primer enunciado, queremos concienciar en que la persona o futuro practicante de la actividad física, debe plantearse por medio de un profesional u otros medios informativos de garantía, si el material o equipamiento que utilizará para la práctica será el correcto, o simplemente si le ocasionará algún tipo de molestia, inconveniente o lesión. Por tanto, se debe llevar desde una sencilla actividad como correr por el parque, hasta algo mucho más costoso como correr una maratón, el material si no aconsejado, el menos perjudicial posible.

Partiendo de esta base, recomendar que la ropa, calzado y material que se trate para dicha actividad física, sea lo más comodo para el usuario, teniendo en cuenta las condiciones y el nivel en las que se practique. Y no tan solo esto, sino que también no sea contraindicado para nuestra salud o bien estado físico, como pueda ser dandole un mal uso e inapropiado funcionamiento.

Errores comunes:

  • Realizar ejercicio con una prenda impermeable para aumentar el sudor, cuando tiene que ser transpirable para favorecer la ventilación corporal.
  • Correr con zapatillas deportivas con suela plana y por asfalto, en vez de zapatillas ergonómicas y suelos menos traumaticos para las articulaciones (por ej; parques, zonas verdes, etc.)
  • No usar camiseta deportiva al hacer ejercicio con temperaturas elevadas, provocando que el sudor que se desprende se enfrie en nuestra piel y pueda derivar en resfriados.

 

]]>
Como en todo aspecto de la vida, hay que saber adecuar las necesidades a los recursos que disponemos, y con el deporte o ejercicio que realicemos no será de distinta forma. Con este primer enunciado, queremos concienciar en que la persona o futuro practicante de la actividad física, debe plantearse por medio de un profesional u otros medios informativos de garantía, si el material o equipamiento que utilizará para la práctica será el correcto, o simplemente si le ocasionará algún tipo de molestia, inconveniente o lesión. Por tanto, se debe llevar desde una sencilla actividad como correr por el parque, hasta algo mucho más costoso como correr una maratón, el material si no aconsejado, el menos perjudicial posible.

Partiendo de esta base, recomendar que la ropa, calzado y material que se trate para dicha actividad física, sea lo más comodo para el usuario, teniendo en cuenta las condiciones y el nivel en las que se practique. Y no tan solo esto, sino que también no sea contraindicado para nuestra salud o bien estado físico, como pueda ser dandole un mal uso e inapropiado funcionamiento.

Errores comunes:

  • Realizar ejercicio con una prenda impermeable para aumentar el sudor, cuando tiene que ser transpirable para favorecer la ventilación corporal.
  • Correr con zapatillas deportivas con suela plana y por asfalto, en vez de zapatillas ergonómicas y suelos menos traumaticos para las articulaciones (por ej; parques, zonas verdes, etc.)
  • No usar camiseta deportiva al hacer ejercicio con temperaturas elevadas, provocando que el sudor que se desprende se enfrie en nuestra piel y pueda derivar en resfriados.

 

]]>
2010-05-18T18:10:49+02:00
Vestimenta Deportiva info@gowtrainer.com (GOW Trainer)

Ya hace unos cuantos años que la moda y la tecnología se han unido para innovar en la indumentaria deportiva, y no sólo por una cuestión estética o de “estar a la moda” sino también por una cuestión de comodidad y necesidad: tener ropa adecuada para la práctica de ejercicio o de un determinado deporte es algo importante para desenvolvernos confortablemente y sin inconvenientes.

Algo similar sucede, claro, con el calzado deportivo: la funcionalidad, comodidad y los materiales con que se fabrican son puntos claves a tener en cuenta a la hora de tener que elegir el más adecuado para nuestra actividad.

La ropa que debemos utilizar durante el ejercicio físico o actividad deportiva ocupa un rol muy importante dentro de todo el organigrama del entrenamiento en si.

La  vestimenta deberá de cumplir ciertos requisitos que nos permitan realizar la actividad física con la mayor comodidad y rendimiento posible , sea cual sea nuestro nivel . Es por ello , que la elección de la ropa deportiva no debe algo secundario.

Algunas de las características primordiales que deberá de cumplir la ropa deportiva será la comodidad, primordial para que nuestra única preocupación y esfuerzo solo se centre en la actividad física en sí , asi como, la superación personal.

Otro factor importante es que las prendas sean transpirables, de este modo conseguiremos que el organismo se aclimate y se adapte mejor al esfuerzo físico mediante la transpiración (eliminación de calor), consiguiendo  de esa forma una mayor eficacia durante los entrenamientos. En general, los profesionales  se inclinan hacia los pantalones o mallas sin costuras, que permitan la movilidad, así como también por camisetas hechas con materiales transpirables, que ayudan a eliminar el sudor y permiten al cuerpo una mejor ventilación.

Otra característica a tener en cuenta, es la elección de las prendas adecuadas según la actividad que vayamos a realizar, asi como , la época –clima del año durante la cual practicaremos la actividad física. Así pues, no iremos con camiseta de tirantes en invierno, lo más conveniente será elegir una prendas transpirable pero que abriguen y que protejan de las condiciones ambientales; o utilizar unas botas de montaña para salir a correr.

Con respecto al calzado, también debe ser transpirable, con un sistema de amortiguación adecuado, según cada actividad. Además, debe quedar bien ajustado al pie para evitar cualquier tipo de lesión. Se puede ir, incluso, más allá y buscar que se adapten al peso, al tipo de pisada o a la frecuencia con la que se va a utilizar.

Como conclusión  la elección de ese vestuario, es necesario determinar que tipo de deporte se pretende practicar y verificar si ese deporte presenta necesidades específicas de vestuario. Algunos deportes, como ciclismo o musculación, por ejemplo, pueden ser practicados mejor con el uso de algunos accesorios de vestuario, como guantes específicos que ayudan la disminuir la fricción entre las manos del practicante . Si conseguimos acertar la elección de la vestimenta , conseguiremos que el rendimiento , eficacia y comodidad del ejercicio sean los óptimos para su práctica.

]]>
Ya hace unos cuantos años que la moda y la tecnología se han unido para innovar en la indumentaria deportiva, y no sólo por una cuestión estética o de “estar a la moda” sino también por una cuestión de comodidad y necesidad: tener ropa adecuada para la práctica de ejercicio o de un determinado deporte es algo importante para desenvolvernos confortablemente y sin inconvenientes.

Algo similar sucede, claro, con el calzado deportivo: la funcionalidad, comodidad y los materiales con que se fabrican son puntos claves a tener en cuenta a la hora de tener que elegir el más adecuado para nuestra actividad.

La ropa que debemos utilizar durante el ejercicio físico o actividad deportiva ocupa un rol muy importante dentro de todo el organigrama del entrenamiento en si.

La  vestimenta deberá de cumplir ciertos requisitos que nos permitan realizar la actividad física con la mayor comodidad y rendimiento posible , sea cual sea nuestro nivel . Es por ello , que la elección de la ropa deportiva no debe algo secundario.

Algunas de las características primordiales que deberá de cumplir la ropa deportiva será la comodidad, primordial para que nuestra única preocupación y esfuerzo solo se centre en la actividad física en sí , asi como, la superación personal.

Otro factor importante es que las prendas sean transpirables, de este modo conseguiremos que el organismo se aclimate y se adapte mejor al esfuerzo físico mediante la transpiración (eliminación de calor), consiguiendo  de esa forma una mayor eficacia durante los entrenamientos. En general, los profesionales  se inclinan hacia los pantalones o mallas sin costuras, que permitan la movilidad, así como también por camisetas hechas con materiales transpirables, que ayudan a eliminar el sudor y permiten al cuerpo una mejor ventilación.

Otra característica a tener en cuenta, es la elección de las prendas adecuadas según la actividad que vayamos a realizar, asi como , la época –clima del año durante la cual practicaremos la actividad física. Así pues, no iremos con camiseta de tirantes en invierno, lo más conveniente será elegir una prendas transpirable pero que abriguen y que protejan de las condiciones ambientales; o utilizar unas botas de montaña para salir a correr.

Con respecto al calzado, también debe ser transpirable, con un sistema de amortiguación adecuado, según cada actividad. Además, debe quedar bien ajustado al pie para evitar cualquier tipo de lesión. Se puede ir, incluso, más allá y buscar que se adapten al peso, al tipo de pisada o a la frecuencia con la que se va a utilizar.

Como conclusión  la elección de ese vestuario, es necesario determinar que tipo de deporte se pretende practicar y verificar si ese deporte presenta necesidades específicas de vestuario. Algunos deportes, como ciclismo o musculación, por ejemplo, pueden ser practicados mejor con el uso de algunos accesorios de vestuario, como guantes específicos que ayudan la disminuir la fricción entre las manos del practicante . Si conseguimos acertar la elección de la vestimenta , conseguiremos que el rendimiento , eficacia y comodidad del ejercicio sean los óptimos para su práctica.

]]>
2010-05-18T18:04:09+02:00
La importancia de la nutrición deportiva info@gowtrainer.com (GOW Trainer)

La nutrición es una disciplina dentro del  ámbito  de la salud y del deporte que ha ido sufriendo grandes cambios y avances en los últimos tiempos.

La nutrición deportiva en particular ha avanzado mucho impulsado por los últimos avances en el deporte del alto rendimiento, y desde allí se ha proyectado al deporte o a la actividad física para aficionados. De todos es sabido que la nutrición tanto para un deportista de élite, como para una persona que practica deporte habitualmente tiene unas características, demandas diferentes a una nutrición normal. Es por ello que la dieta deportiva dependerá de forma directa con las características de cada uno de los practicantes. Así pues, cada dieta nutricional deportiva se tendrá que acomodar según la exigencia calórica (que se consuma más o menos calorías-intensidad), la duración del ejercicio anaeróbico o aeróbico leve o intenso) y modalidad deportiva.

A todo ello hay que añadirle unas condiciones personales de cada uno. Lo primero que debemos tener en cuenta para elaborar una dieta, es el tipo de deportistas que estamos tratando, hay que considerar la edad, sexo, composición corporal, etc. A continuación debemos conocer el tipo de actividad que está desempeñando (deporte de equipo, carrera continua…), la fase de entrenamiento (preparatoria, competitiva, descanso, mantenimiento, etc.), la intensidad del entrenamiento (días de entrenamiento semanales, volumen de horas diarias, tipo y intensidad de los ejercicios – técnicos, tácticos, etc.).

Evidentemente existen otros aspectos más específicos y no menos importantes, no citados aquí, y que también influyen en el momento de establecer una dieta a un deportista (o equipo), como por ejemplo, los aspectos relacionados con hábitos culturales de alimentación, local de entrenamiento y competición, clima, altitud, etc.

No podemos olvidar de la hidratación. La hidratación debe ser suficiente para reponer el agua y los sales minerales perdidos con el esfuerzo, y debe ser realizada en diversos momentos a lo largo del día, principalmente durante y después de los entrenamientos.

Lo más conveniente o ideal para cualquier persona, es que consiga cubrir todo tipo de necesidades nutricionales y  deportivas a través de una dieta completa, sana  y normal y  solamente en casos específicos y particulares se debe recurrir a  una suplementación (sea de carbohidratos o proteicas – creatina y otras substancias).

En el caso  que se adopte esa medida, lo más importante es que se recurra siempre a la supervisión de un  profesional en la materia, ya sea, médico, médico deportivo o preparador físico con titulación.

Así pues, la nutrición en el ámbito del deporte no sólo tendrá que cubrir las necesidades durante el ejercicio, sino que también tendrá que cubrir las fases de recuperación-descanso, ya que es en esta fase, en la que se producen las mejoras.

Concluiremos que es cierto que el ejercicio aumenta las necesidades energéticas y nutricionales del cuerpo para  cubrir todas sus exigencias, es por ello que tendremos de cuidar y modificar, si fuera necesario las tendencias alimentarias de cada deportista teniendo en cuenta las necesidades y características en cada caso. Será muy recomendable acudir a los profesionales adecuados, y una buena búsqueda de información sobre la materia, para así poder lograr mejores rendimientos en la actividad física.

]]>
La nutrición es una disciplina dentro del  ámbito  de la salud y del deporte que ha ido sufriendo grandes cambios y avances en los últimos tiempos.

La nutrición deportiva en particular ha avanzado mucho impulsado por los últimos avances en el deporte del alto rendimiento, y desde allí se ha proyectado al deporte o a la actividad física para aficionados. De todos es sabido que la nutrición tanto para un deportista de élite, como para una persona que practica deporte habitualmente tiene unas características, demandas diferentes a una nutrición normal. Es por ello que la dieta deportiva dependerá de forma directa con las características de cada uno de los practicantes. Así pues, cada dieta nutricional deportiva se tendrá que acomodar según la exigencia calórica (que se consuma más o menos calorías-intensidad), la duración del ejercicio anaeróbico o aeróbico leve o intenso) y modalidad deportiva.

A todo ello hay que añadirle unas condiciones personales de cada uno. Lo primero que debemos tener en cuenta para elaborar una dieta, es el tipo de deportistas que estamos tratando, hay que considerar la edad, sexo, composición corporal, etc. A continuación debemos conocer el tipo de actividad que está desempeñando (deporte de equipo, carrera continua…), la fase de entrenamiento (preparatoria, competitiva, descanso, mantenimiento, etc.), la intensidad del entrenamiento (días de entrenamiento semanales, volumen de horas diarias, tipo y intensidad de los ejercicios – técnicos, tácticos, etc.).

Evidentemente existen otros aspectos más específicos y no menos importantes, no citados aquí, y que también influyen en el momento de establecer una dieta a un deportista (o equipo), como por ejemplo, los aspectos relacionados con hábitos culturales de alimentación, local de entrenamiento y competición, clima, altitud, etc.

No podemos olvidar de la hidratación. La hidratación debe ser suficiente para reponer el agua y los sales minerales perdidos con el esfuerzo, y debe ser realizada en diversos momentos a lo largo del día, principalmente durante y después de los entrenamientos.

Lo más conveniente o ideal para cualquier persona, es que consiga cubrir todo tipo de necesidades nutricionales y  deportivas a través de una dieta completa, sana  y normal y  solamente en casos específicos y particulares se debe recurrir a  una suplementación (sea de carbohidratos o proteicas – creatina y otras substancias).

En el caso  que se adopte esa medida, lo más importante es que se recurra siempre a la supervisión de un  profesional en la materia, ya sea, médico, médico deportivo o preparador físico con titulación.

Así pues, la nutrición en el ámbito del deporte no sólo tendrá que cubrir las necesidades durante el ejercicio, sino que también tendrá que cubrir las fases de recuperación-descanso, ya que es en esta fase, en la que se producen las mejoras.

Concluiremos que es cierto que el ejercicio aumenta las necesidades energéticas y nutricionales del cuerpo para  cubrir todas sus exigencias, es por ello que tendremos de cuidar y modificar, si fuera necesario las tendencias alimentarias de cada deportista teniendo en cuenta las necesidades y características en cada caso. Será muy recomendable acudir a los profesionales adecuados, y una buena búsqueda de información sobre la materia, para así poder lograr mejores rendimientos en la actividad física.

]]>
2010-05-18T17:45:38+02:00
Alimentación y Competición info@gowtrainer.com (GOW Trainer)

Alimentación días antes de la competición.

Durante la semana previa a la competición los objetivos principales son optimizar los almacenes de hidratos de carbono y mantenerse bien hidratados, tomando aprox. 2 litros de agua/día.

Alimentación el día de la competición.

De 3 a 4 horas antes de la competición, comida rica en hidratos de carbono y pobre en grasas, proteínas y fibra. Se evitarán comidas muy condimentadas y experimentar con platos o alimentos nuevos.

En la hora previa, ingesta de alimentos en forma líquida o gel por su mejor asimilación. Beber aprox. unos 400ml/500ml.

Alimentación durante el ejercicio.

Principalmente mantenerse bien hidratado con bebidas isotónicas (cada 20/25 min. 200ml/300ml dependiendo el esfuerzo). Cuando el ejercicio supera los 60 min, hacer la ingesta si lo permite el deporte de alimentos sólidos (barritas energéticas, cereales, frutas, etc.) ricos en hidratos de carbono y minerales, ya que ayudan a retrasar la fatiga y mantienen el rendimiento.

Alimentación después del ejercicio.

Al finalizar el ejercicio, se recomienda una buena hidratación y alimentos ricos en hidratos de carbono. El objetivo inmediato es reponer las reservas de glucógeno y las pérdidas de líquido. Durante las 2 horas posteriores al esfuerzo físico se aconseja tomar 1 g de hidratos de carbono por Kg de peso corporal, en alimentos como la pasta, el arroz, la patata cocida o asada, etc. evitando alimentos grasos.

*Importante: Todos estos factores se utilizarán y se adaptarán a cada persona, siendo una información orientativa para mejorar el rendimiento del deportista.

 

LA MEJOR DIETA PARA EL DEPORTISTA

Una dieta adecuada, en términos de calidad y cantidad, antes, durante y después del entrenamiento y de la competición, es imprescindible para optimizar el rendimiento.

Los factores que condicionan los requerimientos calóricos de cada individuo son:

  • Intensidad y tipo de actividad.
  • Duración del ejercicio.
  • Edad, sexo y composición corporal.
  • Temperatura del ambiente.
  • Grado de entrenamiento.


En el deportista una dieta equilibrada tiene que suministrar la energía suficiente para cubrir todas las necesidades, de acuerdo a las características y necesidades de la persona y el ejercicio. La cual en puntos generales tiene que cumplir con los siguientes porcentajes:

  • 60-70% Hidratos de carbono
  • 15-20% Grasas
  • 10-15% Proteínas

]]>

Alimentación días antes de la competición.

Durante la semana previa a la competición los objetivos principales son optimizar los almacenes de hidratos de carbono y mantenerse bien hidratados, tomando aprox. 2 litros de agua/día.

Alimentación el día de la competición.

De 3 a 4 horas antes de la competición, comida rica en hidratos de carbono y pobre en grasas, proteínas y fibra. Se evitarán comidas muy condimentadas y experimentar con platos o alimentos nuevos.

En la hora previa, ingesta de alimentos en forma líquida o gel por su mejor asimilación. Beber aprox. unos 400ml/500ml.

Alimentación durante el ejercicio.

Principalmente mantenerse bien hidratado con bebidas isotónicas (cada 20/25 min. 200ml/300ml dependiendo el esfuerzo). Cuando el ejercicio supera los 60 min, hacer la ingesta si lo permite el deporte de alimentos sólidos (barritas energéticas, cereales, frutas, etc.) ricos en hidratos de carbono y minerales, ya que ayudan a retrasar la fatiga y mantienen el rendimiento.

Alimentación después del ejercicio.

Al finalizar el ejercicio, se recomienda una buena hidratación y alimentos ricos en hidratos de carbono. El objetivo inmediato es reponer las reservas de glucógeno y las pérdidas de líquido. Durante las 2 horas posteriores al esfuerzo físico se aconseja tomar 1 g de hidratos de carbono por Kg de peso corporal, en alimentos como la pasta, el arroz, la patata cocida o asada, etc. evitando alimentos grasos.

*Importante: Todos estos factores se utilizarán y se adaptarán a cada persona, siendo una información orientativa para mejorar el rendimiento del deportista.

 

LA MEJOR DIETA PARA EL DEPORTISTA

Una dieta adecuada, en términos de calidad y cantidad, antes, durante y después del entrenamiento y de la competición, es imprescindible para optimizar el rendimiento.

Los factores que condicionan los requerimientos calóricos de cada individuo son:

  • Intensidad y tipo de actividad.
  • Duración del ejercicio.
  • Edad, sexo y composición corporal.
  • Temperatura del ambiente.
  • Grado de entrenamiento.


En el deportista una dieta equilibrada tiene que suministrar la energía suficiente para cubrir todas las necesidades, de acuerdo a las características y necesidades de la persona y el ejercicio. La cual en puntos generales tiene que cumplir con los siguientes porcentajes:

  • 60-70% Hidratos de carbono
  • 15-20% Grasas
  • 10-15% Proteínas

]]>
2010-05-13T16:44:52+02:00